Nueva tecnología anaerobia de depuración adaptada a las necesidades del sector petroquímico

O dicho de otro modo… Nuevo tratamiento de aguas residuales industriales complejas mediante reactores anaerobios para la mejora de la calidad de las aguas y obtención de biogás

Período de ejecución: 2019-2022

Socios: FACSA

Financiación: Cofinanciado por el Centro para el desarrollo Tecnológico Industrial (CDTi) bajo la referencia de proyecto IDI- 20191344, y cuenta con un presupuesto total de 572.974,00 euros.

DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO

Los efluentes de aguas residuales procedentes de la industria petroquímica suelen caracterizarse por su elevada carga orgánica y temperatura. Esto los hace especialmente atractivos para la aplicación de tecnologías de depuración anaerobias, que permiten degradar, e incluso revalorizar, los contaminantes presentes con un menor coste energético y mínima generación de fango.

No obstante, las aguas de estas industrias son complejas y es típica la generación de vertidos puntuales que pueden afectar al sistema biológico de las plantas de tratamiento de aguas residuales (PTAR) y desestabilizar el proceso de depuración

El desarrollo tecnológico propuesto en el proyecto TRAP consta de un nuevo sistema de depuración anaerobio de aguas residuales, adecuado a las características de la industria petroquímica, que permita adaptarse a las necesidades y variaciones operativas de las diferentes tipologías de PTAR del sector petroquímico.  El nuevo sistema de tratamiento anaerobio a desarrollar permitirá la minimización del volumen de reactor y la protegerá del sistema biológico de depuración frente a los posibles vertidos. Además, gracias al uso de la tecnología anaerobia, el proceso permitirá la producción de biogás a partir de las aguas residuales tratadas y la drástica reducción del consumo energético del tratamiento