Más de 900 congresistas y los principales expertos del sector del agua urbana se dan cita desde hoy en el XXXVII Congreso AEAS

Más de 900 congresistas y los principales expertos del sector del agua urbana se dan cita desde hoy en el XXXVII Congreso AEAS

El presidente de la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS), Pascual Fernández; la alcaldesa de Castellón, Begoña Carrasco; y la presidenta de la Diputación de Castellón; Marta Barrachina, han inaugurado la XXXVII edición del Congreso AEAS, que tiene lugar en el Auditorio Palacio de Congresos de Castellón desde hoy hasta el 7 de junio.  En el acto de inauguración también ha participado Enrique Gimeno, presidente de FACSA, entidad anfitriona de este Congreso.

Begoña Carrasco, alcaldesa de Castellón, ha dado la bienvenida a la ciudad a los más de 900 congresistas y ha destacado la importancia que tiene para Castellón acoger la celebración de este evento, que va a suponer que se convierta durante esta semana en la “Capital del agua urbana”, y en un espacio de grandes Congresos.

Una edición más, el XXXVII Congreso AEAS constituye el principal foro de encuentro del sector del agua urbana en España, ya que reúne a más de 900 congresistas y a los principales expertos, profesionales, empresas, instituciones, organismos y administraciones públicas de nuestro país, para el debate y transferencia de conocimientos de aquellos aspectos que suscitan mayor interés relacionados con el ciclo integral del agua urbana. Un evento que tradicionalmente destaca por su condición participativa, y en donde se resaltan los valores que hacen posible la eficiencia; la competencia y la cooperación, señas de identidad de un sector muy profesionalizado.

En su discurso de apertura, el presidente de AEAS, Pascual Fernández, ha destacado que, en esta edición, la necesaria gobernanza y sostenibilidad de los servicios de agua urbana se conforman como los ejes temáticos fundamentales de este Congreso, pero, ha añadido, también los cambios legislativos que se han producido en los últimos años y los que están por venir, tanto a nivel nacional como europeo, que van a suponer una revolución en todos los ámbitos del sector.

En ese sentido, Pascual Fernández, ha recalcado que durante el Congreso se abordarán los aspectos más relevantes relacionados con la nueva Directiva sobre el tratamiento de las aguas residuales urbanas (TARU), con la ciberseguridad, la transformación digital o el nexo agua-energía y la descarbonización.

Asimismo, ha añadido, serán ejes destacados a desarrollar temas más transversales o corporativos y que tienen gran trascendencia en el funcionamiento de los organismos y empresas que gestionan los servicios de agua urbana.

Por otro lado, Pascual Fernández ha destacado la enorme acogida que ha tenido este evento entre los profesionales del sector, ya que el aforo de esta XXXVII edición estaba completo desde hace semanas, y ha agradecido a los 28 expositores, 14 patrocinadores, y, especialmente, a la empresa anfitriona, FACSA, y al ayuntamiento de Castellón, su inestimable colaboración para que este Congreso sea un rotundo éxito.

Por último, presidente de AEAS ha concluido su intervención haciendo referencia a la culminación del proceso de integración de AEAS en AGA y ha subrayado que “estamos muy satisfechos de haber cerrado el proceso de integración de AEAS en AGA, buscando la unidad de los operadores del ciclo urbano del agua en la defensa de nuestros intereses”.

Por su parte, Enrique Gimeno, presidente de Facsa, ha señalado que para la compañía es un gran honor ser la anfitriona de este encuentro en su 150 aniversario. «Este congreso nos brinda una magnífica oportunidad para impulsar alianzas en un momento clave», ha afirmado. Además, ha destacado que, frente al cambio climático, «es necesario un nuevo enfoque centrado en la inversión, la eficiencia y la innovación como pilares fundamentales para asegurar nuestro futuro». Gimeno ha concluido expresando su confianza en que este encuentro genere soluciones transformadoras para el futuro del agua, agradeciendo a los asistentes por compartir la convicción de que “el agua debe ser una prioridad”.