La Diputación y Facsa refuerzan su compromiso con la biodiversidad a través de una nueva campaña de nidificación en las EDAR

La Diputación y Facsa refuerzan su compromiso con la biodiversidad a través de una nueva campaña de nidificación en las EDAR

Cada 22 de mayo celebramos el Día Internacional de la Biodiversidad, con el objetivo de concienciarnos sobre la importancia que los ecosistemas y los animales que los habitan tienen para el buen funcionamiento de nuestro planeta.

En el marco de esta celebración, la Diputación de Castellón y Facsa han anunciado que se ha iniciado la segunda campaña de nidificación en las depuradoras de Castellón, una iniciativa que consiste en la instalación de cajas nido, de madera de pino, en estaciones depuradoras de aguas residuales de la provincia de Castellón, para la conservación de la biodiversidad.

“Gracias a las cajas nido que el pasado año instalamos en 25 EDAR de nuestra provincia, decenas de aves han encontrado un lugar seguro y cómodo para anidar y sacar adelante a sus crías. Por eso, este año queremos reforzar esta iniciativa con la instalación de 50 nuevas cajas nido que, además de convertirse en un refugio seguro para las aves, son un medio biológico muy efectivo y sostenible para el control y erradicación de plagas”, ha explicado Iván Sánchez, Diputado Provincial delegado de Deportes, Caza, Ciclo Integral del Agua.

Las más de veinte EDARS seleccionadas están ubicadas en áreas con interés para la biodiversidad y abarcan toda la provincia de Castellón con el objetivo de poder comprobar la variedad de aves que anida en cada zona.

El subdirector de Explotaciones de Depuración de Facsa, Sergio Alonso, ha destacado “se ha formado al personal operario de estas instalaciones para fomentar su interés en la ornitología y así reportar las observaciones realizadas en su centro de trabajo, implicándole en la conservación de la biodiversidad local, incrementando así el conocimiento de su entorno”.

Asimismo, Alonso ha recalcado la implicación de Facsa en la conservación de la biodiversidad y espacios naturales a través de un servicio de depuración y regeneración de las aguas residuales urbanas, actividad que contribuye a la conservación de los mares y los recursos marinos y la detención de la degradación de las tierras. “Un eficiente servicio de depuración de aguas residuales evita el vertido de contaminación a mares, ríos, cauces y en general al medio natural, minimizando así impactos negativos medioambientales y la protección de la biodiversidad”, ha explicado.

Esta iniciativa está alineada con el ODS 15 «Protección de la vida de los ecosistemas terrestres» con el que la ONU lleva años advirtiendo de la necesidad de tomar medidas urgentes para reducir la pérdida de hábitats naturales y la biodiversidad.

Cada año se comprueba el porcentaje de ocupación para continuar midiendo el éxito de la iniciativa, se realiza el mantenimiento y la limpieza de las cajas y se registra el número y tipo de aves que han habitado en ellas.