Saneamiento


La gestión de las redes de alcantarillado es una de las líneas de actuación principales dentro de los servicios que presta FACSA. La empresa aporta soluciones desde un punto de vista global e integrador, llevando a cabo una adecuada planificación de las obras hidráulicas y equipamientos necesarios, así como de un correcto mantenimiento de todas las instalaciones que integran las redes de alcantarillado.

La empresa también presta servicios de inspección y control de vertidos de aguas residuales y pluviales, considerándolo como algo necesario en un contexto medioambiental y sostenible, de modo que se pueda garantizar la correcta depuración de las aguas y su adecuado vertido al medio receptor.