Depuración


FACSA gestiona el mantenimiento y explotación de estaciones depuradoras de aguas residuales, que en total tratan más de 85 millones de m3/año y dan servicio a una población equivalente de 2.000.000 habitantes.

FACSA proporciona este servicio garantizando el respeto por el medio ambiente y la protección de los recursos hídricos, bajo la excelencia de la calidad y eficiencia de todos sus procesos. Se aplican diferentes tipos de tecnologías existentes en el mercado, de forma que las aguas residuales tratadas en estas instalaciones permitan que su vertido al medio natural vaya más allá del cumplimiento de las exigencias legales vigentes.